Pre-Boda: Mostramos la naturalidad de las parejas en su vida diaria, también es un momento esencial para conocernos y que los novios se vayan habituando a estar y actuar delante de las cámaras.

Podréis elegir una o varias localizaciones, ya sea de corte urbano, en un entorno natural alejados del bullicio, o en un entorno o localización privada. A continuación os mostramos un ejemplo de video-reportaje pre-boda, realizada en una moderna barbería. Escuchamos vuestras propuestas.

 

Post-Boda: Después de tantos meses con los preparativos de la boda, seguro que vuestro gran día se os pasó volando. Si queréis poner la guinda del pastel a vuestro video-reportaje, una vez hayáis venido del viaje de luna de miel, las posibilidades creativas son inmensas. Juntos encontraremos una localización especial donde completar vuestro reportaje.